Fotografía deportiva


Quizás uno de tus objetivos este año que acabamos de estrenar sea el de apuntarte a un gimnasio, y quizás, como le ocurre a tanta gente, no pases del primer mes. Yo no puedo ayudarte a tener fuerza de voluntad, pero te guste o no el deporte, sí puedo ofrecerte algunos consejos sobre fotografía deportiva con los que no sentirte tan mal cuando en marzo aún no hayas quemado todo el turrón que comiste en diciembre.

1 – Tiempos cortos

Este es el principal consejo. Como te imaginarás la mayoría de los deportes ofrecen dinamismo, velocidad, carreras… Y tendremos que usar tiempos cortos –o las mal llamadas, ‘altas velocidades– para congelar el movimiento y la acción.

Para conseguir tiempos de exposición más cortos, tenemos que abrir más el diafragma de nuestro objetivo, o subir el ISO, o una mezcla de ambas. Como actualmente las cámaras ya generan poco ruido incluso a ISOs elevados, podemos subir la sensibilidad a 800 ó 1600 en pleno día para conseguir tiempos de 1/2000s, 1/4000s, etc.

e75106270f0d5bca9c597abea04b8398

Si no quieres arriesgarte a tener que quitar ruido a posteriori, puedes plantarte en 1/500 de segundo, con eso deberías congelar a una persona corriendo, aunque depende del deporte claro, y no bastará para congelar un coche en un rallie.

2 – Ráfagas

Si compras algún diario deportivo verás que todos los deportistas aparecen con bastante dignidad en las fotografías… Bueno, pues nada más lejos de la realidad, ya que lo cierto es que al congelar la acción llevada a cabo por el deportista, congelamos también su expresión, que suele no ser la de un modelo profesional, precisamente.

Usando la ráfaga, no sólo nos aseguraremos de captar el momento de la acción que queramos, sino que además tendremos una serie de expresiones a elegir, y poder usar así una un poco más elegante.

fotos-1

Las ráfagas disparan una serie de fotografías del tirón simplemente apretando el disparador, pero dependiendo de la velocidad de escritura de tu tarjeta de memoria, puede tardar más o menos en guardarlas en la cámara para poder volver a estar disponible.

3 – Elegir el objetivo

Depende del deporte que vayas a fotografiar necesitarás una lente u otra; normalmente, si vas a un estadio, necesitarás un teleobjetivo más bien largo, es decir, de 200mm para arriba. En algunas opciones, aunque no tantas, puedes optar por un objetivo más corto, como carreras de coches o caballos, ya que necesitas más información alrededor del motivo principal.

photographer_with_telephoto_lens_on_football_game

Lo que sí está claro, es que cuanto más luminosas mejor, ya que como decíamos, necesitamos conseguir tiempos cortos para congelar acciones.

Con un teleobjetivo bien luminoso podrás captar hasta las partículas de tierra, que un corredor va levantando, y si usas tiempos cortos aparecerán congeladas en el aire, aportando un gran dinamismo y sensación de velocidad.

4 – No te pongas a mirar ahora

Un gran consejo que os valdrá no sólo para la fotografía deportiva, sino casi para cualquier trabajo que no incluya una preparación previa, es que no os paréis a mirar la foto cada vez que disparéis, porque en ese lapso de tiempo, y más en casi cualquier deporte, suceden un montón de cosas que se os están pasando por alto. Sed pacientes, ya tendréis tiempo de revisar más adelante.

27668640188_b6acd747a3_b

5 – Monopié

Algo que personalmente me ayuda, es el monopié. Es más ligero que un trípode, y mucho menos aparatoso. Consiste en una especie de bastón, como un trípode pero con una sola pata, sobre la que vamos basculando.

sportsphotographer

Nos da ligereza, y consigue que si por cualquier razón, no podemos usar tiempos tan cortos como querríamos, será nuestro estabilizador de imagen, ya que con objetivos muy largos, es más fácil que la foto nos salga movida.

6 – Sé tú el deportista

Si al final resulta que sí eres de los que va al gimnasio, y a correr, y de esas personas que les gusta practicar deporte, las cámaras deportivas son tu rollo.

Su aplicación quizás esté más enfocada al vídeo, y su punto fuerte son todos los accesorios que les puedes añadir para colocarla en diferentes sitios y crear desde POV (points of view) para que la gente viva la acción en primera persona hasta alejarla con un gimbal para grabarte a lo selfie dándolo todo. Desde las más caras GoPro a las baratas Xiaomi, todas te ofrecen vídeo subacuático, soportes para coche, bici o moto, cámaras ultra rápidas para vídeo a cámara lenta, y una alta resistencia a impactos, ideal para no tener que saltar de un avión cada vez que quieras recordar lo que se siente en caída libre.

DCIM100GOPROG0011116.

Esperamos que estos tips os hayan servido para abrir boca en la fotografía deportiva, yo creo que voy a tumbarme porque me he cansado sólo de pensar en hacer ejercicio ¡Y al final acabo por desapuntarme del gimnasio!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s