Xiaomi Yi, ya no hay excusa


Desde hace unos meses tengo en mi poder una Xiaomi Yi, la incursión en las action cameras de la empresa de electrónica china. Yo ya había probado antes los acabados de Xiaomi, en terminales móviles, o en dispositivos weareables (ya voy por la segunda MiBand), y he de decir, que soy muy fan suyo. Cuidan hasta el más mínimo detalle, hasta el packaging (la forma ‘pija’ de decir «la caja») es bastante similar a marcas como Apple o BQ en cuanto a lo minimalista.

Hay miles de artículos en miles de sitios de Internet hablando de esta cámara, así que tampoco pretendo decir nada nuevo, sino más bien aportar otro granito más.

Web -233

De primeras, podemos elegir entre dos colores, blanco o verde/azul. Yo opté por este último, porque ya tengo una buena colección de cámaras esteticamente ‘sosas‘, y no necesito más… Y además porque el espíritu de esta cámara es precisamente el de un instrumento de diversión, una cámara con colores vivos transmite eso en mayor medida.

Web -234

El tacto es ligeramente aterciopelado, como si fuera de goma, pero sin embargo es un polímero sólido y bastante resistente. Que no os engañe su aspecto, la lente, con cerca de 160º de visión es un ojo de pez rectificable mediante software para hacerlo rectilíneo de Carl Zeiss, y el sensor es de Sony, de 16Mp. La duración de la batería es más que aceptable, y su carga, bastante breve.

Web -235

La cámara está pensada fundamentalmente para usarla a través de la aplicación para Android e IOS, la cuál, por cierto, es cada vez más agradable en cuanto a su uso. Para conectar la cámara al móvil o la tablet, la cámara emite una señal WiFi a la que el teléfono se conecta. Al ser una señal de ondas, olvidaos de usar la aplicación móvil bajo el agua. Ojo, esto ya sucede con todas las cámaras de deportes, inluída la GoPro.

Web -236

No obstante, podéis usar la cámara si necesidad de tenerla conectada a otro dispositivo, por ejemplo, para usarla en deportes extremos, en los que no necesitas mirar qué estás grabando. Para ello, la cámara, que no tiene ningún tipo de LCD, ofrece una serie de combinaciones de LEDs de colores y teclas, aunque yo, personalmente, encuentro menos lioso configurarlo desde el teléfono, y después desconectar el WiFi de la cámara, guardando así la configuración más reciente. En cualquier caso, es muy intuitivo, ya que la aplicación oficial está 100% en español.

Web -231

Por supuesto, no podían faltar accesorios para parar un tren, aunque quizás el más imprescindible sea la carcasa hermética para sumergir la cámara. Ofrece una presión de 30m de profundidad, es absolutamente hermética, los botones funcionan a la perfección y el polímero de su construcción es tan transparente como un cristal neutro… Y vale menos de 15€.

Web -232

Y es que, el precio, amigos, es su mejor baza. La cámara sola, cuesta en torno a 60€, y es fácil comprar la cámara, con funda sumergible y stick (una manera algo más digna de decir ‘palo-selfie’) por menos de 100€.

Web -237

Todo este conjunto de la imagen con diferentes zapatas, correas, arneses, disparador Bluetooth, microSD de 32Gb, soportes de casco, bici, cargadores, baterías extra… Cuesta apenas 120€, incluyendo el maletín.Web -238

Frente a los más de 300€ que cosataba la GoPro Hero3 o los 400 y pico de la Hero4, o el precio de sus accesorios, hacen que esta sea una opción mucho más lógica para un uso casual o intensivo.

¿Desventajas? Pues en primer lugar, estos precios son comprándola a través de Internet, la ventaja es que la podéis comprar en eBay, Amazon o incluso Aliexpress. Si aún así no os fiáis, o sois unas personas ligeramente ansiosas y no podéis aguantar tres semanas o un mes de entrega, podéis comprarla en tiendas de Xiaomi españolas como TuXiaomi, que sirven en 24h, eso sí, sale algo más caro, tampoco demasiado, pero además tenéis garantizada la garantía (frase ultra redundante) y el servicio técnico, cosa que no tenéis al comprar por Internet (bueno, sí tenéis… enviando la cámara a China).

Pero lo importante, ¿Qué tal graba este cacharro?

Pues de maravilla, yo la uso sobre todo para hacer Time Lapses, es decir programar la cámara para que haga una fotografía cada X segundos (por ejemplo, cada 2, cada 10, cada 15, etc.) y luego montarla en un vídeo que las reproduzca a X FPS (fotogramas por segundo), por ejemplo a 25FPS (PAL) o 30FPS (NTSC). Imagina que pones la cámara a capturar un Time Lapse durante una hora, y le dices que tome una fotografía cada 10 segundos, si cada minuto toma 6 imágenes, y lo repite 60 veces, tendremos 360 imágenes al cabo de esa hora. Si lo reproducimos a 30FPS, (360F/30FPS) tendremos un vídeo de 12 segundos. ¡Un vídeo de 12 segundos en el que tenemos concentrado lo que ha pasado en una hora!

Ahí algunos ejemplos realizados desde el mismo sitio con cadencias de tiempo diferentes:

¡Atención, los Time Lapses pueden ser MUY adictivos!

Y si os ha gustado la ‘cámara rápida‘, espero que os guste la ‘cámara lenta‘.

En cuanto al vídeo, la Xiaomi Yi tiene una resolución de 2K grabando a 30FPS, aquí la calidad es brutal para un dispositvo tan, tan pequeño y compacto, pero a medida que vamos reduciendo la resolución, podemos aumentar el numero de fotogramas por segundo que es capaz de registrar. A 1080p (Full HD) nos deja grabar a 60FPS, si estos 60, los reproducimos a 30FPS después… Tendremos una ‘cámara lenta’. Pensemos un poco, si grabamos durante un segundo a 60 fotogramas por segundo, tendremos 60 fotogramas transcurrido ese tiempo. Si después los reproducimos a 30 fotogramas por segundo, tardaremos 2 segundos en reproducir esos 60 fotogramas que grabamos. Reproducimos la realidad en un segundo durante un intervalo de 2 segundos. A 1080 la calidad es muy buena incluso en condiciones de baja iluminación.

Si continuamos reduciendo la resolución hacia 720p (HD) la cámara tiende a reducir la gama de colores disponible, ya no nos graba audio, empasta ligeramente los negros, y en condiciones de baja iluminación comienza a ser un poco molesto, pero aguanta bien de día en la calle (al fin y al cabo, ha sido pensada para eso), pero aquí ya nos deja grabar a unos increíbles 120FPS, con lo que tenemos una cámara súper lenta.

Si lo forzamos aún más, podemos llegar a los 480p, lo que equivaldría a un vídeo grabado con el móvil hace 10 años, con una escueta gama de colores y que empasta mucho los negros, pero atención, ¡Grabamos a 240FPS! Es algo que antes sólo podían hacer cámaras científicas.

Aquí os dejo un vídeo probando estas resoluciones, reproducidas todas a 30FPS, la iluminación está puesta a propósito para que veáis como, en el peor de los casos, se van perdiendo matices, pero no os asustéis por la mala leche de esta prueba, si buscáis por YouTube encontraréis miles de vídeos de esta cámara que os pondrá los dientes como a Ronaldinho muy largos.

Aquí, algo más agradable visualmente:

En definitiva, y como conclusión, es una cámara estupenda, por un precio ridículo, podéis hacer una investigación por vuestra cuenta, pero si necesitáis algo, ¡No dudéis en preguntar!

¡Salud!

Anuncios

5 thoughts on “Xiaomi Yi, ya no hay excusa

  1. Muy buen aporte.
    Vengo de una Drift hd170 innovación que graba muy bien pero solo a 30 fps y 1080p. Esta Xiomy se ve que es una pasada pero……sin pantalla….para grabar bajo el agua.
    En su lugar por calidad precio, acabe comprando una SJCam x1000 que sustituye a la conocida SJ 4000 Wi-Fi y decir que graba un pelín mejor que la Drift…..solo eso grabar y time lapses…….pero Xiomy….. es la caña para el resto de efectos.

    ¿Que editor de vídeos usas?¿Sony Vegas?

    Gracias por todos tus artículos.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario Carlos!

      Yo que estoy acostumbrado a la GoPro, echo de menos, no la pantalla pero si un display informativo para tener la seguridad de que todo está ok, pero aún así, te acostumbras a usar el móvil y merece la pena.

      El sensor es un pelín superior,quizás, al de la SJCam, aunque quizás un poco peor en condiciones de baja luminosidad, pero no me importaría darles caña a los dos.

      Los time lapse, están editados en Photoshop, a partir del CS6 Extended, tienes una línea de tiempo, y es muy sencillo. Los vídeos con la cámara lenta están editados en Premiere, reducir la velocidad es un poco más intuitivo que en Sony Vegas al menos para mi.

      Un fuerte abrazo, espero seguir viéndote por aquí!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s