Flash de mano


Hace poco empezamos a ver cómo funcionaban las luces de estudio, y aclaramos que había dos tipos de luces artificiales, continuas y de destello. El flash tipo speedlite, también llamado ‘de mano’ por su reducido tamaño, es la solución creada hace muchos años para suplir la ausencia de luz o la baja capacidad de la película para reaccionar.

camera-dslr-light-106011

En la mayoría de cámaras tenemos un flash integrado que se despliega desde la parte superior del cuerpo, desde el pentarpisma, etc. Sin embargo, en las gamas altas, las más caras, los fabricantes ni se molestan en añadir el flash, ¿Te has preguntado por qué?

Después de leer estas indicaciones seguro que sacas tus propias conclusiones.

El flash speedlite

La parte superior puede girar sobre sí misma prácticamente 360º, y además podemos corregir el ángulo en el que saldrá la luz, desde 90º, es decir completamente de frente, hasta 180º, o sea, hacia arriba.

Además la parte frontal del flash puede sacarse hacia adelante en función del objetivo que estemos usando. Esto es útil, ya que no tiene sentido que la luz se propague en un ángulo muy abierto, si vamos a usar un teleobjetivo, cuyo ángulo de visión es muy reducido, y viceversa.

luciano-zanollo-554265-unsplash.jpg

Número guía

En primer lugar hablaremos de la potencia de este tipo de flashes. La medimos en una unidad denominada ‘número guía’ (NG), y no en wattios como ocurría con las lámparas de estudio.

Para saber lo potente que es un flash, debemos dividir su NG entre los metros aproximados donde tenemos al sujeto, y nos dará como resultado el diafragma que tenemos que colocar en la cámara a ISO 100. Por ejemplo, teniendo un sujeto a unos 6 metros, con un flash con un NG 36, tenemos que calcular 36/6 = 6. El diafragma más parecido a 6 es 5.6 ó 6.3, así que cualquiera de los dos será una buena opción.

Un poco complicado, ¿Verdad? Relájate, esto es simplemente para que sepas que cuanto más alto sea ese número, más potente será el flash. Uno normal, sin demasiado bueno, rondaría el NG50, y los que suelen incorporar las cámaras, apenas llegan a NG12, por eso las gamas altas directamente no los añaden a los cuerpos.

Ley del cuadrado inverso

También hay que conocer cómo se desplaza la luz del flash, ya que ésta se degrada exponencialmente. La ley del cuadrado inverso, nos dice textualmente, que la intensidad de la luz es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia desde su origen.

Traducción: Un flash que recorre 3 metros, será, al final de esos 3 metros, 32, es decir 9, veces menos potente, o que al llegar tendrá una potencia de 1/9. Es decir, habrá perdido mucha intensidad por el camino, y además lo que salga por delante o por detrás de dicho motivo tendrá una exposición completamente diferente, ya que por delante la luz será mucho más intensa, y por detrás mucho más débil.

Archivo:Inverse square law.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Un truco muy conocido para evitar estos cambios de luz, es rebotar el flash hacia el techo, así la luz se expande en un ángulo en que ‘baña’ a todos por igual. Casi todos los speedlite incorporan ya una tarjeta blanca retráctil precisamente para esos rebotes, para que se pierda la menos cantidad de luz posible.

TTL

Si todo lo anterior te parece muy complicado, no te preocupes, ten en cuenta que eso te servirá sólo si disparas un flash en su modo manual (nada que ver con el modo manual de la cámara). Si tienes un flash compatible con la maraca de tu cámara, puedes activar la función TTL, que es el modo automático en el que el flash, hace sus cálculos mediante una señal infrarroja de la distancia a la que está el sujeto, y el diafragma que tenemos colocado en la cámara, para salir con una potencia determinada.

En definitiva es el modo en el que usarás el flash la mayoría del tiempo, ya que no siempre tenemos el tiempo para pararnos a hacer cuentas.

Nikon Cámara Flash - Foto gratis en Pixabay

Y si los automatismos son lo tuyo, deberías ver los flashes de Canon con Inteligencia Artificial. Por un lado, una vez establezcamos el ángulo de disparo del flash y su orientación, bastará con que pulsemos un botón para fijarlo, y cada vez que movamos la cámara, por ejemplo de horizontal a vertical, o la piquemos y contrapiquemos, el flash se moverá automáticamente para conservar esa posición concreta.

Y por si eso fuera poco, además puede tomar la decisión de establecer el ángulo que estime oportuno por sí mismo, calculando, mediante el rebote infrarrojo y de una serie de disparos autónomos, la distancia al sujeto, aprovechando así paredes, techos, etc, para conseguir una exposición ideal.

Strobist

Pero si realmente quieres sacarle el mayor provecho a un flash speedlite, ya que es una fuente que puede darnos bastante potencia, quítalo de la zapata de tu cámara. Te explico.

Cuando hemos activado alguna vez el flash incorporado (que no podemos mover de su sitio, obviamente, porque viene construido en la cámara) todas las fotos acaban siendo un desastre, ya que crean sombras muy duras tras el motivo, y el efecto ‘fantasma’, así como exposiciones irregulares, con zonas muy quemadas y otras muy oscuras. En realidad esos flashes sólo valen para salvar algún contraluz con un poco de relleno… Y poco más.

Softbox para strobist Visico EB-060 40 x 40cm

En el momento en que lo quitamos del eje del objetivo, lo podemos usar con relleno en la dirección que queramos. El sistema strobist, se basa en usar pies, ventanas, accesorios, etc, para flashes de estudio, pero sobre flashes speedlite, pudiendo usarlos en exteriores sin necesidad de generadores, ya que con unas buenas pilas recargables podemos hacer unas cuantas sesiones.

Mezclando un par o tres de flashes speedlite podemos tener un equipo de luces bastante completo, al que añadir poco a poco accesorios. Todos estos accesorios son más baratos que los de estudio, tienes una gama infinita, y descubrirás con el tiempo, que esa luz tan dura que odiabas se puede suavizar, teñir de colores y dirigir como un flash convencional.

Cada flash se puede regular en potencia por separado, siendo la potencia máxima ‘1’ o ‘Full’, y de ahí ½, ¼… Y para dispararlos podemos usar una radio que acoplaremos en nuestra cámara, basta con poner en la misma frecuencia todos los flashes.

El fabricante chino Yongnuo hace tanto los emisores como los flashes a unos precios que hace que te plantees si realmente es necesario tener flashes de estudio hoy en día.

Y después de tanto consejo, ¿Has perdido un poco de miedo al flash?

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s