Anillos adaptadores


Cualquier fotógrafo quiere renovar sus objetivos de vez en cuando, pero claro, eso supone siempre un desembolso de dinero. Sin embargo, a veces olvidamos que la fotografía no empezó en la era digital, y por consiguiente, el mundo de los objetivos tampoco. Hace 20, 30 ó 50 años, ya existían objetivos de gran calidad, en muchos casos, mejores que los electrónicos que se comercializan ahora. Encontrarlos es sencillo en diferentes páginas web de ventas de segunda mano, de subastas, o en tiendas físicas de material fotográfico antiguo, mercadillos, etc., y sólo hay que asegurarse antes de que exista un anillo para nosotros y que el objetivo está libre de hongos. Los hongos son una “telilla” que podemos ver a través del objetivo, similar a una telaraña.

Pero claro, estas lentes son completamente manuales, y nuestras cámaras están llenas de
contactos electrónicos para que funcionen el autofoco o el diafragma, y además, casi con
toda probabilidad y salvo excepciones, la montura también será diferente. La apertura se
selecciona directamente desde el objetivo, en el anillo de diafragmas, y el enfoque se hace a mano, algo que tiene cierto romanticismo.

Hoy os traigo el maravilloso mundo de los anillos adaptadores. Estos, son
básicamente un cuerpo que interponemos entre la cámara y el objetivo, simplemente para que “rosque” en nuestro cuerpo. Existe gran variedad en la combinación entre el objetivo y el cuerpo, pero vamos a dividirlos en tres grandes grupos:

 

1-ANILLOS ADAPTADORES PARA OBJETIVOS DEL MISMO FORMATO

Adaptan objetivos, por ejemplo, de cámaras de 35mm (o Full Frame) de una marca a cámaras de 35mm de otra marca. Estos anillos suelen ser una especie de discos de apenas un milímetro de grosor de separación extra entre cuerpo y objetivo. Debido a esa separación, se pierde el enfoque al infinito, algo que no nos importa en primeros planos, como retratos, bodegones, fotografía de calle, etc.

Suelen encontrarse por unos 9 o 10 dólares en internet y unos 20€ en tiendas físicas.

Abundan adaptadores para las famosas monturas de rosca M42, y hay anillos para casi
cualquier marca actual.
foto 1

Aquí tenemos un objetivo Pentax 50mm f2 SMC de 1976 (ni más ni menos que 50 años), la lente que se incluía con la famosa Pentax K1000, para muchos la cámara más sólida de la historia, y el buque insignia de la marca nipona los últimos 40 años. Ahora se puede
encontrar desde 15€ y no más de 40, y al no tener revestimientos minerales en las lentes,
como los actuales, los colores, son más realistas, los desenfoques, increíbles.
foto 2

En este caso, para usarlo sobre una cámara de formato completo, tendremos que suprimir el vástago que sobresale por la bayoneta para que no choque con el espejo, es muy sencillo de quitar desatornillando la bayoneta, o directamente cortándolo con un alicate. Si usas una cámara formato APS-C ni siquiera tendrás este problema.

foto 3

 

2-ANILLOS ADAPTADORES PARA OBJETIVOS DE FORMATOS SUPERIORES

Debido a que hay formatos más grandes que el tradicional de 35mm, nos encontraremos a veces objetivos de formato medio, capaces de crear un círculo de imagen más grande. A diferencia de los anillos anteriores, lo que adaptan estos objetivos, se separan bastante del cuerpo de la cámara, algo más de un centímetro. Esto ocurre porque la distancia desde la película hasta el objetivo en cámaras de formato medio es mayor.
foto 4

Con estos adaptadores no tenemos el problema de la pérdida del enfoque al infinito, y
además hay una variedad enorme, entre los que destacan los objetivos de Mamiya 645, los Pentax 645 o los Bronica PG.

Son algo más caros, tanto lente como adaptador. En el primer caso encontraremos objetivos a partir de 80 €, y adaptadores a partir de unos 25.

Eso sí, al tener un círculo de imagen superior al que crearía un objetivo pensado para 35mm, aprovechamos más el centro de la imagen, donde la calidad es mucho mayor que en los bordes. A este centro óptico se le conoce como “el solomillo del objetivo”, no es broma. Por eso aunque nos cueste un poco más, tendremos por unos 100 ó 130€, un objetivo de gama muy alta, muy luminoso, y cuya equivalencia moderna de plástico será como mínimo 200 ó 300€ más cara.
foto 5
En este caso, se trata de un Mamiya 110mm f 2’8, que podemos encontrar por unos 90€, es de gama alta, de metal, y con una calidad de enfoque insuperable. Con el anillo incluido habrá hecho un total de 120 €, pero es que el equivalente de la marca Canon más parecido, el 100mm f2’8, con una construcción que deja mucho que desear cuesta la friolera de 480€. Y recordemos que en el caso del Mamiya además, aprovechamos la parte óptica de mayor calidad. Es para pensárselo, ¿No?
foto 6

 

3-ANILLOS ADAPTADORES ELECTRÓNICOS

El último caso, surge a raíz del boom de las cámaras sin espejo. Muchas de las marcas, como Sony, Olympus o Canon, ofrecen infinidad de adaptadores electrónicos que permiten usar un objetivo electrónico de otra marca, o de la misma, pero con diferente montura, con todas las prestaciones que éste incluye, como el autofoco o el diafragma electrónico, a través de contactos que transfieren la información del objetivo a la cámara.

foto 7

En este caso, os mostramos un adaptador de objetivos Canon EOS (EF y EF-S) a Canon EOS-M. Estos son algo más caros, los originales cuestan unos 100€, aunque hay varias marcas blancas por unos 50€ que funcionan perfectamente.

Vienen estupendamente si ya tienes una buena gama de objetivos de una misma montura, y compras una cámara que permite usar estos anillos, como las Sony A, las Olympus PEN, etc.
foto 8

Así que ya sabéis, si queréis hacer crecer vuestra familia óptica, o sacarle partido a objetivos antiguos, o incluso usar vuestras lentes en otros cuerpos, estos adaptadores os irán como “anillo al objetivo”.

PD: Perdón por el chiste final.

 

Anuncios

2 respuestas a “Anillos adaptadores

  1. Hola Pablo me ha encantado tu blog!

    Me gustaría saber, viendo tu dilatada experiencia profesional, que me contases un chiste para entender como se adaptan los objetivos de un grupo muy heterogéneo de personas al gusto personal de un fotógrafo con tanto talento como el tuyo.

    Últimamente he tenido muchos problemas satisfaciendo todos los caprichos de mis clientes y he pensado que seguro tú me podrías ayudar.

    Me quedo a la espera de tu respuesta.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ufff, me pones en un brete, porque me pides un chiste y una razón casi sociológica… Como soy un sociópata regular, pero sí un chistoso eventual, te diré, que cómo dicen los Gremlins, ¡Nunca llueve a gusto de todos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s