El 3D… Hace 100 años


¡Muy buenas a todo el mundo!

Llevo un mes de enero un poco ajetreado, con tanta fiesta y tanta comilona, pero uno siempre tiene 3 horas libres para ir a ver la nueva película de Star WarsVarias veces.

Los que me conocéis sabéis que soy un friki en varias vertientes, y nadie que se diga friki, puede hacerlo sin ser fan de la saga de Space Opera más famosa de la historia. Sin entrar a valorar la película, os digo que la he visto varias veces, pero la última vez lo hice en 3D. Nunca había visto una película en 3D, porque soy esa clase de integrista radical en sus opiniones acerca del cine, pero he de reconocer que merece la pena verla en ‘tres dimensiones‘.

El caso es que estaba ahí, en la butaca con esas gafas que le quitan a uno la dignidad, convirtiendo el precio de la entrada de euros a pesetas mientras maldecía a las distribuidoras, cuando me puse a pensar en el 3D, o como se dice en pijo, la ‘estereoscopía‘.

$_20.jpg
Colección ‘El mundo de los dinosaurios’, mi pequeña Biblia.

Y es que la visión en tres dimensiones, es más vieja que el libro de coser. En los 80 y 90 se pusieron de moda los fascículos coleccionables que incluían imágenes en 3D y unas gafas descodificadoras. Este sistema no era más que dos ilustraciones aparentemente iguales pero realizadas a partir de dos fotografías. Estas fotografías habían sido tomadas con una diferencia de unos centímetros de una respecto a la otra. A la hora de ilustrarlas, una se dibujaba con lapiz rojo y la otra con lapiz azul (o verde), ambos tonos más bien oscuros para evitar ser anulados con las gafas. Las gafas (de cartón, con una vida útil de… 20 ó 25 minutos) tenían un acetato rojo y otro azul (o verde). El primero anulaba la ilustración roja y viceversa. Luego nuestro cerebro lo interpretaba como una visión independiente de cada ojo (que sólo recibía una de las dos ilustraciones) y las montaba como si tuviéramos una profundidad. Algo bastante parecido al cine en 3D, sólo que en la pantalla nos separan por frecuencias en lugar de en colores, cada uno de los dos puntos de vista con los que la película ha sido rodada.

A este sistema se llegó a partir de la esterescopía, hoy en día es difícil, pero no imposible, encontrar cámaras incluso de 35mm que siguen teniendo este sistema a través de dos objetivos (cámaras bifocales).

RBT 3D X5.jpg
Extraña y alucinante cámara Nikon FM10 estereoscópica modificada. (Visto en la red)

Sin embargo, hace mucho más de 100 años, también existía esto del 3D, ni siquiera sobre soporte químico, si no sobre papel. El grabado, gracias a la cámara oscura, también pasó por su época de estereoscopía. Lo que os voy enseñar, son algunos de los primeros modelos de visores fotográficos estereoscópicos, algunas de las primeras fotografías en 3D de hace más de 100 años.

web-183
Dos modelos de visores diferentes pero estéticamente muy parecidos.

El sistema es bastante parecido a los ya comentados, sólo que las imágenes van separadas, y son vistas a través de unos binoculares monofocales.

web-187
El kit de ‘la maquina del tiempo‘.

El soporte en este caso, no es papel ni celuloide, sino vidrio y colodión o gelatina de plata con algún viraje (sulfuro, por lo general).

web-188
Placa de vidrio de gelatina de plata virada.

En este caso, tenemos una vista de Hanoi en 1924, al mirar por el visor tenemos una sensación de ‘realidad‘ a la que la fotografía normal no puede llegar, esto si es ‘mirar al pasado‘.

web-185
Soporte para introducir las placas (por el lateral), y su frontal desplegable.

Este tipo de visores propiciaron la llegada de versiones modernas de baquelita (en los 60), de plástico (en los 80) e incluso de cartón (en los 2000), que se vendían como souvenir en ciudades turísticas o se regalaban con los dominicales de algunos diarios.

La CAM (por iniciativa de la Hemeroteca Municipal) regalaba hace unos años en el ayuntamiento, unos visores plegables de cartón con vistas antiguas de Madrid en tres dimensiones realmente muy chulas.

web-189
Vistas de Suiza en 1916 y de Vietnam en 1924-1926

Para los curiosos, estas placas, no son complicadas de encontrar en rastros, pero ojo, siempre hay que dar con un vendedor que no sepa lo que tiene, o la broma nos saldrá excesivamente cara.

Así que para aquellos que de vez en cuando se preguntan si la fotografía en 3D es el futuro en la fotografía, yo lo que les puedo asegurar que desde luego sí es su pasado.

IMG-20160108-WA0005
¡Que la fuerza os acompañe!
Anuncios

One thought on “El 3D… Hace 100 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s