Súperluna en 2016… Algunos consejos para no desesperarse.


¡Hola a todos!

Al igual que muchos de vosotros, ayer fui a pasar frío para poder observar esa Luna gigante definitiva, ya que anoche era el perigeo lunar. Mucha gente me preguntó cómo hacer para sacar bien la Luna porque se quieren iniciar en la astrofotografía. Pero antes vamos a hablar un poco del fenómeno en cuestión.

¿Qué es exactamente el perigeo? Bueno, como supongo que muchos sabréis, la órbita de la Luna, al ser atraída por nuestro campo gravitatorio, es prácticamente circular, pero muy ligeramente ovalada (con una derivación de 0’14% como máximo) y el perigeo es el momento en que nuestro satélite natural se encuentra más cerca de la Tierra. Esto fue concretamente ayer sobre las 14 horas de España (justo en el hemisferio contrario). El punto contrario, cuando está más alejada de nosotros, es el apogeo.

Las ventajas, a priori, son evidentes, la Luna nos proyecta más luz, nuestros chacras se abren, es un buen momento para buscar el amor, y nos parece un millón de veces más grande.

superluna

¿Seguro?

No quiero ser el que siempre tira falsos mitos por aquí, pero si bien es cierto que nos llega un 30% más de luz, en realidad imágenes como las de arriba suelen ser un montaje, y demos gracias a ello, porque con una Luna de semejante tamaño, estaríamos todo muertos, ahogados por un crecimiento desmesurado de las mareas. Viviríamos en Waterworld al estilo Kevin Costner. De hecho, el término “súperluna” está más relacionado con la astrología que con la astronomía…

En otras ocasiones se trata de un efecto visual al más puro estilo “factor de recorte” cuando con un gran teleobjetivo captamos algo a gran distancia, y puede jugarnos un pequeño engaño. Las típicas fotografías que han publicado en los medios durante el día de hoy, podrían ser un ejemplo de ello, como la imagen de hace 5 años de Paco Bellido en Córdoba:

pacobellido

Los que tengáis buen ojo, ya os habréis percatado de la baja calidad de los edificios y el castillo, esto es debido a que el fotógrafo se situó a mucha distancia de esos motivos, y recortó un trozo pequeño de la imagen.

Lo explico con un ejemplo visual, si veis esta primera imagen (sacada de Internet, sin créditos, perdón por la calidad) aquí abajo:

salida-luna-cuna-verde-0002

Podríamos hacernos la idea de que es una Luna gigantesca, y los edificios aparecen con calidad reprochable, pero si observamos la foto completa, entenderemos lo que decía del recorte:

salida-luna-cuna-verde-0001

Ya no nos parece tan grande, ¿Verdad? Así podríamos seguir “des-recortando” hasta obtener una vista de un paisaje urbano con la Luna como la percibimos nosotros con la distancia focal de nuestros ojos (unos 78 mm).

Es decir, en cada perigeo lunar, el satélite es aproximadamente un 11% más grande que en el apogeo, la peculiaridad de este año es que ha llegado a ser un 14%, pero sobre todo que como estamos pendientes a la salida de la Luna debido a lo mediático del asunto, cuando la vemos asomar por el horizonte nos parece visualmente más grande. Esto es debido a que tenemos edificios, y el aspecto relativo a ellos, hace que parezca más grande, pero a medida que la Luna asciende nos resulta absolutamente similar a cualquier otra Luna llena.

 

Y ahora, vamos al tema que nos atañe, que es el de hacerle fotos. Al comenzar, todo el mundo se piensa que para registrar bien la Luna, tendrá que hacer una exposición larga, de varios segundos y de hecho el fotómetro de nuestra cámara puede que nos dé hasta un minuto de exposición, al fin y al cabo, es de noche. Pero al mirar la foto resultante, sólo vemos un disco brillante que parece más bien el Sol, o la bombilla del garaje.

Bien, tened en cuenta que aunque aquí sea de noche, en la superficie lunar… Es de día. Y de hecho soleado. Y ¿Cuál era la exposición de partida de un día soleado a las 12 de la mañana (zenit solar)?:

1/125 s  –  f 11  –  ISO 100

Con esta exposición, y aunque tendremos que ajustarla aún un poco, ya tendremos algo más parecido a lo que queremos. El problema ahora puede ser que el tiempo, 1/125 s, sea aún demasiado largo, y la foto nos aparezca un poco movida, podemos compensarlo abriendo un poco el diafragma un par de pasos, y subiendo otro par de pasos de ISO. Con esto tendríamos un tiempo de exposición de 1/2000 s, un tiempo más que corto.

Es recomendable usar un teleobjetivo a partir de unos 200 mm, aunque en las cámaras Full Frame se nos puede seguir quedando aparentemente corto. También un buen trípode que nos deje mover bien la rótula, ya que nos daremos cuenta de que la Luna se mueve muy rápido, y todo el rato se nos desencuadra, aunque lo realmente recomendable es recomponerla mediante un recorte al procesarla.

Yo os dejo mi humilde aportación de anoche, los parámetros son ISO 800, f 11, 1/1600 s, con una Canon EOS 5D MarkIII, y un Canon 140-400 mm f8 L:

 

perigeo-2016

Y recordad, no hace falta esperar a un acontecimiento mediático, la Luna sale todas las noches, y todas son un buen momento para sacar la cámara, pero sobre todo, que la verdad, está ahí fuera…

Salud.

Anuncios

3 thoughts on “Súperluna en 2016… Algunos consejos para no desesperarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s