Fotografía de larga exposición


Con la llegada del coronavirus hemos visto ciudades realmente vacías, incluso en su centros urbanos, pero en realidad no hace falta una pandemia para poder obtener esas imágenes…

Las fotografías de larga exposición, son una técnica bastante antigua, ya que para empezar, en los inicios de la fotografía los obturadores consistían en abrir y cerrar manualmente el estenopo o la lente. Cuando comenzó la fotografía más mecanizada, tampoco se conseguían tiempos de exposición muy cortos. En cualquier caso, antes era bastante común tener exponiendo una fotografía durante varios minutos, con lo cual los objetos en movimiento no llegaban a mostrarse en la imagen final, o en el mejor de los casos, aparecían como sombras. Además, conocer esta disciplina, es un buen argumento para dejar de decir ‘velocidad de obturación’ y comenzar a decir ‘tiempo de exposición’, que es lo correcto.

Sin embargo cualquier elemento que refleje su propia luz, o que se mueva a una velocidad lenta como para ser registrado por el soporte fotosensible, sí será susceptible de aparecer en la imagen final, dejando, eso sí, una estela, y el tiempo de exposición variará en función de la toma concreta.

En busca del primer ser humano fotografiado en toda la historia

De hecho la primera fotografía en la que aparecía una persona humana, en el Boulevard du Temple de un ajetreado París de principios del siglo XIX. Mirad la imagen, aunque no lo parezca las calles parisinas estaban rebosantes de gente, pero la única figura que se aprecia es la de un limpiabotas que debido a su trabajo no se ha movido del sitio en los minutos que necesitó el autor. El autor, por cierto, es Louis Daguerre, una polémica figura en la historia de la fotografía que fagocitó el mérito de Joseph Niépce de ser el primero en conseguir una imagen fija, aunque eso es otra larga película de la que ya hablaremos…

En la actualidad, el dar una larga exposición a una imagen, es algo tan sencillo como tener cargadas las baterías de tu cámara. En realidad si lo piensas, aquello que vimos sobre lightpainting, no son otra cosa que fotografías de larga exposición… Las claves, como siempre, te las contamos para que puedas moverte sobre las que consideres útiles:

1 – Trípode

Prácticamente insalvable. Si la cámara va a estar un rato exponiendo, desde unos segundos, hasta varios minutos, es imprescindible que se mantenga quieta en su sitio. También puedes hacer el McGyver si te pilla desprevenido, y montarte tu propio trípode usando elementos de tu entorno, como contenedores de basura que puedas mover –sin hacer el vándalo-, barandillas, o piedras para calzar la cámara en el ángulo adecuado. Eso sí, como un trípode en condiciones, no hay nada.

Trípode Equipo Fotográfico - Foto gratis en Pixabay

 

2 – Diafragma

Como habréis supuesto, un diafragma muy cerrado, nos asegurará mayor tiempo de exposición. Sin embargo, ya hablamos con anterioridad que un diafragma muy cerrado puede dar pie a que aparezca difracción en nuestra fotografía. Esto, recordamos, es una propiedad que hace que los rayos de luz, que entran por un agujero más pequeño, no se refracten todos correctamente y se traduzca en una imagen poco contrastada, con halos, y menor sensación de enfoque.

Archivo:Diafragma.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Es preferible usar un diafragma medio, o tirando a cerrado, pero sin pasar quizás de un f16, aunque si la fotografía que tomamos es de noche, no notaremos la difracción.

3 – Ruido

Poner un ISO al mínimo, que generalmente será 100 ó 200, nos garantiza, por un lado, que no tendremos ruido –especialmente en fotografías nocturnas o situaciones de baja luz-, y por otro, que tendremos tiempos de exposición mayores.

Long Exposure Night Malaysia - Free photo on Pixabay

Pero sí tenemos que tener cuidado de desactivar la reducción de ruido automática de la cámara. Este ajuste hace, que en exposiciones de más de un segundo en el que los píxeles se empiezan a calentar en exceso –dando lugar al ruido-, la cámara hace un disparo interno de la misma duración para ver cuáles han sido esos puntos calientes, y restarlos de la primera. Esto quiere decir que si hacemos una foto de tres segundos, tendremos que esperar otros tres segundos para verla. Puede parecer no demasiado molesto, pero si hacemos una exposición de uno o dos minutos, se nos hará eterno esperar entre un disparo y otro. Lo encontrarás dentro de alguno de los menús de tu equipo.

4 – Medición

Como ya dijimos cuando hablamos de fotografía lunar, los fotómetros pueden dar lugar a error por la noche. En este caso es porque los fotómetros de luz reflejada que llevan incorporadas nuestras cámaras no rinden demasiado bien en condiciones de baja luz, pero sí podemos guiarnos de la exposición que nos sugiere como punto de partida para corregir después hasta obtener el resultado que busquemos. De todas formas, no descartes fotos que no te convenzan antes de pasarlas por tu editor de raws, pues allí puedes arreglarlas fácilmente.

HD wallpaper: long exposure photography of body of water, sea, beach, rock  | Wallpaper Flare

5 – Filtros

Estamos hablando todo el rato de fotografías nocturnas, pero gracias a los filtros de densidad neutra, podemos realizar largas exposiciones incluso un día soleado. Estos filtros consisten básicamente en la idea de las gafas de soldar, es decir, son cristales que no añaden color ni efectos, sólo restan pasos de luz, permitiendo así esas exposiciones más largas.

Para saber cuánta luz restan, llevan su propia medida en tercios de paso, así un ND1 (Neutral Density – 1) resta un tercio de paso de luz, un ND4 restará 4, es decir, un paso completo y un tercio.

Archivo:Neutral density filter demonstration.jpg - Wikipedia, la  enciclopedia libre

Por poner un ejemplo, si en una escena por la mañana, poniendo ISO 100 y cerrando a tope el diafragma, el tiempo más largo que tenemos es de ½”, poniendo un filtro ND6 nos dejará exponer durante 2” completos, es decir, dos pasos menos de luz.

Esto puede ser muy interesante si queremos sacar alguna zona urbana muy concurrida sin gente, ya que podremos dejar exponiendo durante 15 ó 30 segundos, más que suficiente para que la gente que pasa por delante del objetivo no se quede registrada en el sensor.

Se pueden combinar varios de estos filtros para sumar el bloqueo de entrada de luz, con lo que es recomendable tener varias medidas, como un ND4, un ND6 y un ND12. Lo que no es recomendable es usar uno con densidad variable, funcionan como un polarizador, pero crean lagunas en la imagen, que arruinan la fotografía.

6 – Composición

Este momento ya sólo depende de ti, y aunque ya te hablamos un par de veces sobre composición fotográfica, en la larga exposición hay determinado elementos que van a sumar a nuestra imagen.

Lo suyo es plantar la cámara con el trípode, e introducir, por ejemplo, cosas que se muevan, ya sea sobre ellas mismas, como norias, columpios… O que se desplacen por el cuadro, como vehículos, personas, fuegos artificiales…

Si dichos elementos, tienen luz propia, dejarán preciosas estelas de colores corriendo anárquicamente por la imagen.

También es divertido jugar con el retrato. Si por ejemplo nuestro modelo cierra los ojos a mitad de la exposición, tendrá una mirada fantasmagórica, si mueve la cabeza nunca estará realmente definida su cara y puede crear una imagen muy potente.

Si usamos a una persona que baile por un escenario lentamente, irá dejando una estela de su propio movimiento tras de sí que aportará dinamismo y ligereza.

Y dicho esto, ¿Cómo plantearás tu larga exposición?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s