Retrato


Últimamente hemos hablado de varias disciplinas, fotografía callejera, paisaje, viajes, etcétera, y estaba claro que en algún momento íbamos a tener que hablar del retrato.

El retrato es una disciplina que podemos observar a lo largo de toda la Hª del arte, como una búsqueda de la belleza canónica, no nikónica –atención al chiste-, como una muestra de estatus social o poder adquisitivo, como seña de identidad de un personaje histórico o como la intención de perdurar al paso del tiempo desde el punto de vista del artista y sus autorretratos.

Sobre el retrato hay tanto escrito, y a la vez todo tan subjetivo, que nos vamos a limitar a daros alguna claves técnicas para que tengáis una visión más amplia de lo que os ofrece este mundo.

Definición

Un retrato es una imagen que representa a un individuo mostrándolo. Parece obvio, ¿No? Pues de hecho lo es, sin embargo, una foto de un animal no es un retrato. Una foto de unas manos tampoco son un retrato, como tampoco lo es una foto de una boca, aunque sean muy particulares, son fotos de detalle. Es cierto que esos detalles pueden representar a esa persona en concreto, pero no son retratos.

portrait-4597853_960_720

En la imagen de otra persona está implícito el diálogo con el fotógrafo, la violencia y el pudor de posar para alguien, y la comunicación visual que va a haber con todos aquellos que se planten a mirarlo.

Objetivos

Para los retratos conviene usar un objetivo a partir de los 50mm, aunque si tu cámara es de formato APS-C –recuerda que lo hablamos en el artículo sobre factor de recorte- quizás sea demasiado largo ya, y no sobrepasar los 135mm por lo general.

b2474d-20200521-dick-kern-wwii-vet-01

Hay objetivos de retrato clásicos, y sus medidas suelen ser 60, 85, 100 y 135mm, y al ser focales fijas suelen ser bastante luminosos, de 2’8 para arriba.

Encuadre

En función del objetivo que elijamos, conseguiremos planos más abierto o más cerrados, esto significa que nos acercaremos más o menos a nuestro modelo.

Si no estás familiarizado con el lenguaje cinematográfico y su nomenclatura de planos, no hay problema, sólo debes saber que a una distancia de un par de metro o tres, con un 50mm tendríamos un plano medio corto, dejando aire en los hombros y sobre la cabeza, cogiendo al modelo desde el pecho. Con un 85mm ya estaríamos dentro de un primer plano abierto, cogiendo sólo la cabeza, y con el 100mm un primer plano cerrado, cortando parte del pelo. El más extremo es el primerísimo primer plano, con el 135mm, y ya estaríamos recortando por la frente y barbilla.

portrait-4452880_960_720

A medida que nos acercamos, perdemos perspectiva del retrato, pero ganamos en detalle y cercanía. No hay uno mejor que otro, sino diferentes opciones en función de lo que quieras transmitir.

Comunicación

El ser humano se comunica de manera visual, buscamos en los ojos de los demás la conexión necesaria para establecer una relación. Es raro cuando hablamos con alguien que no nos mira a los ojos porque aunque se dirija a nosotros, parece que no nos hace ni caso.

young-women-face-portrait-covered-in-dirt

Este es un buen recurso en el retrato, ya que un modelo que mire directamente a la cámara transmitirá cierta humanidad que no conseguirá un modelo que mire al infinito. Mirar un retrato de alguien que nos devuelve la mirada es más sobrecogedor, con un diálogo sin palabras, pero mirar un retrato de alguien que esquiva nuestros ojos puede lograr conseguir un efecto que nosotros vayamos buscando premeditadamente, ¿Tú qué quieres conseguir?

Enfoque

Siguiendo los puntos anteriores, si tenemos objetivos muy luminosos y disparamos a grandes aperturas, al estar tan cerca del sujeto, tendremos poco espacio enfocado.

Puede ser algo muy bello unos ojos enfocados, pero la nariz por delante y las orejas por detrás fuera de foco ya por haber usado un diafragma muy abierto, pero unos ojos desenfocados van a quedar raros la mayoría de las veces.

eye_face_looking_girl_female_young_toddler_forehead-1075147

Recuerda, los ojos es el punto donde debes coger foco.

Iluminación

La luz que escojas para tu retrato puede ser decisiva en las interpretaciones que le sugiera a un espectador, por eso, si quieres mostrar simplemente un trabajo de maquillaje o belleza, elige luces planas, sin demasiado volumen, o incluso luz natural.

Si quieres darle un aire algo más íntimo a tu retrato puedes aplicar una luz más o menos a la altura de los ojos, o ligeramente superior a ellos y rellenar las sombras con otra luz algo menos intensa.

man-face-human-portrait

Si quieres crear tensión sobre el modelo, puedes jugar a picar y contrapicar una luz de manera cenital o desde abajo, como cuando contábamos historias de miedo con un linterna en la barbilla.

El clic

Una vez hemos determinado todas estas cosas, llega el momento de preparar a nuestro modelo y disparar.

El mejor consejo que puedo daros es que os relajéis, las primeras veces estaréis más nervioso que la persona que va a posar, pero un exceso de nervios será transmitido y esa persona puede cerrarse y bloquearse.

Conversad, explicad lo que queréis transmitir, enseñad las fotos que vayan quedando bonitas, dejad que los modelos os den ideas porque ellos se conocen mejor, y el resultado será una fotografía más natural y menos acrílica.


2 respuestas a “Retrato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s